Blog

NOTICIAS, CONSEJOS Y ESTILO DE VIDA.

REDES SOCIALES

BENEFICIOS DE TENER UN PERRO PARA LOS NIÑOS

29 Abril 2019 Categoría: Tú Mascota
 
 
A A A
 

Las mascotas, en especial los perros, son una parte fundamental e integral en la vida del ser humano. Muchas personas lo intuyen, pero no saben exactamente cuáles son los innumerables beneficios que representa tener un perro hasta que lo experimentan.

 

Hoy en día, padres adoptan canes para que acompañen a sus hijos o para tener un perro guardián en casa. Sin embargo, están haciendo más que eso, están dándole a sus niños un profesor particular en la escuela de la vida. Si tienes hijos y te interesa saber cuáles son los beneficios de tener un perro para los niños, continúa leyendo este artículo de ExpertoAnimal y verás que te sorprenderás.

 

Fomenta el sentido de la responsabilidad

Aunque, honestamente hablando, sabemos que el perro es cuidado y mantenido casi al 100% por los padres, mientras que el niño disfruta de todas las bonanzas, el hecho de tener un perro para un niño implica muchas cosas de forma inconsciente.

Primero que nada, fomenta un cierto sentido de la responsabilidad, que si es bien llevado, podría beneficiar mucho al pequeño. A los niños les encanta imitar a sus padres y hermanos mayores, por lo que al verlos en sus roles de cuidadores alimentando, bañando, y paseando al perro, ellos querrán hacer lo mismo. Se verán como otros padres de la mascota y florecerá la necesidad de cuidar y proteger a otro ser. De igual forma, al cumplir con todas estas tareas también se estará desarrollando en su interior las sensaciones positivas de utilidad, limpieza y motivación.

 

 

Aumenta la autoestima

El bienestar psicológico es un beneficio muy importante de tener un perro para los niños. El aumento de los niveles de autoestima son impresionantes y esto se ha revelado en respetables estudios científicos durante muchos años. Sin duda alguna, la relación que se construye entre un niño y su mascota, puede llegar a ser tan estrecha que hace que el niño se sienta una persona muy querida y valorada. El cariño de un perro es de los más incondicionales.

 

Al mismo tiempo fortalece tanto la personalidad y la autoestima que enseña al pequeño a saber estar solo, a cuidarse y respetarse a sí mismo y a sentir satisfacción ante los pequeños detalles y regalos, como puede ser traer la pelota o un sencillo y tierno acercamiento.

 

Ayuda a tener una buena salud

 

Aunque no se les atribuya directamente, los beneficios de tener un perro para los niñostambién se reflejan en la salud, de hecho, son muy significativos. La interacción perro/niño disminuye el estrés y la depresión. El simple acto de abrazar o acariciar al perro regula la presión arterial y el ritmo cardíaco. Al mismo tiempo, reduce las afecciones psicosomáticas producidas por fuertes emociones, tales como: ansiedad, agresividad, dolores de cabeza o abdominal, problemas cutáneos y alteraciones del ritmo alimenticio. Así mismo, ayuda a regular el apetito del niño.

 

Es importante mencionar que el hecho de tener un perro aleja a los niños del sedentarismo y la obesidad infantil (motor principal de otras enfermedades). Jugar y correr con un perro de arriba para abajo hace que los pequeño se encuentren en constante actividad, manteniendo su bienestar físico y emocional.

 

 

Mejora las habilidades sociales

 

Un perro es un compañero fiel, un amigo para toda la vida. Así lo ven los niños y esas percepciones se desarrollan estando en compañía de una mascota y se traducen, luego, a otras personas. Tener un perro fomenta el compañerismo y la amistad, ayudando al niño a adaptarse a la convivencia con otras personas, en especial con la familia y con otros niños.

 

Las habilidades sociales y la comunicación crecen, el perro es el enlace perfecto entre el mundo interior del niño y el mundo exterior, y hace más sencillo todo el proceso de interacción y expresión. Por ello, las terapias con perros para niños autistas consiguen obtener excelentes resultados. Por otro lado, ayuda también a estimular el desarrollo psicomotor a través de las constantes risas, las persecuciones y los juegos.

 

 

El círculo del amor

 

Observar las interacciones entre perros y niños es algo hermoso. Un perro hace que la empatía y el amor se geste en el corazón del niño. Los sentimientos que se generan son tan inocentes como poderosos e importantes.

 

Tener un perro les habla y enseña a los niños acerca del amor sin prejuicios y condiciones. Con el tiempo, viene a ser más importante y natural jugar y acariciar al perro que dedicarse a otras actividades ociosas o con tendencias negativas. La intimidad que se crea aporta al niño una sensación de seguridad cuando los mayores no se encuentran presentes, el perro es como un escudo protector.

 

Como ves, los beneficios de tener un perro para los niños van más allá de la diversión. En el animal consiguen encontrar a un compañero de vida, a un amigo e, incluso, a un hermano. Eso sí, a la hora de plantearse la decisión de adoptar a un perro resulta imprescindible conocer todos los cuidados que necesitará, puesto que deberemos dedicar tiempo y dinero para mantenerlo sano y feliz.

 
 

"Las opiniones expresadas en los artículos y comentarios son responsabilidad de sus autores."
"Alto Lago Residencial respeta la pluralidad de ideas y comentarios, en tanto no sean discriminatorios o lesivos a la identidad, raza, condición o dignidad de las personas."

 

Copyright © 2019. Todos los derechos reservados

Habi empresa socialmente responsable
AVISO DE PRIVACIDAD

Sus datos se están tratando y se encuentran protegidos conforme al aviso de Privacidad de Promociones Habi publicado en www.habi.com.mx.

El contenido de este anuncio es una mera referencia publicitaria, así como las fotografías que aparecen son de uso ilustrativo, únicamente como referencia. Las especificaciones y características ilustradas pueden cambiar sin previo aviso.