Blog

NOTICIAS, CONSEJOS Y ESTILO DE VIDA.

REDES SOCIALES

CÓMO CUIDAR LA PLUSVALÍA DE TU INVERSIÓN

31 Mayo 2016 Categoría: Especiales
 
 
A A A
 

Como toda inversión, la plusvalía futura es sólo una idea que se calcula con base en rendimientos pasados; no es exacta y en cambio sí bastante especulativa. Sin embargo, hay factores que te brindarán, a largo plazo, cierta certeza de que tendrás una ganancia interesante sobre la compra de la propiedad.

 

El departamento o la casa ideal no sólo debe lucir en su exterior moderno y elegante, también debe tener conectividad y accesibilidad, debe estar vinculado con diversos servicios, ubicarse en un entorno seguro y por supuesto contar con funcionales vías de comunicación.

 

Te explicamos los cinco factores que pueden ayudarte a realizar la compra correcta y evitar con ello que coloques tu dinero en una propiedad que en el futuro sólo te dará problemas.

 

¿Qué genera valor?

 

Ubicación. Es el factor más importante, pues de él se derivan otros aspectos vitales, como seguridad, accesibilidad, servicios y desarrollo.

 

Para encontrar la zona adecuada:

 

v  Analiza la ubicación en función de sus núcleos de equipamiento: ¿tiene escuelas?, ¿mercados?, ¿tiendas de autoservicio? Toma en cuenta todo tipo de servicios y disponibilidad de mano de obra que pudieras necesitar, como plomería, cerrajería, tintorería.

 

v  Determina si el acceso a la zona es bueno, es decir, si hay vialidades adecuadas y cuenta con transporte público suficiente. ¿Qué tan fácil es llegar y salir de ahí? Tan malo es que esté en la punta de un cerro como que se encuentre sobre la avenida más transitada de la ciudad, o justo enfrente de un puente bajo.

 

v  Investiga cuáles son los planes de desarrollo que tiene el municipio o la demarcación, como construcción de puentes, parques, avenidas o renovación de drenaje, por mencionar algunos ejemplos.

 

v  Busca información sobre sus niveles de inseguridad.

 

Mantenimiento. El segundo punto importante para asegurar la plusvalía es lo que se refiere a diseño, acabados y amenidades de la propiedad.

 

En cuanto al mantenimiento, es importante que consideres las áreas comunes. ¿Hay reglas claras para la convivencia entre vecinos?

 

Los nuevos desarrollos han incorporado al mercado un nuevo factor de apreciación: las amenidades, que son todos los elementos extras que te hacen la vida más amable y disfrutable. Sin embargo, debes analizar si a la larga realmente será un beneficio.

 

Hay de todo: desde las amenidades privativas, como una terraza o un roof garden, hasta las comunitarias como áreas de juegos infantiles, salones de fiestas, pista de jogging, carril de nado o alberca, gimnasio y sala de cine.

 

La oferta es grande y varía según el tamaño del desarrollo. Por ejemplo, un edificio de ocho departamentos difícilmente ofrecerá más que un roof garden común o terrazas interiores, mientras que uno de 160 departamentos probablemente sí tenga lugar para incluir áreas deportivas como alberca o gimnasio.

 

De acuerdo con Pablo Guzzo, director comercial de Abilia Inteligencia Inmobiliaria, “suena bien tener amenidades, pero analiza qué tanto uso tendrán. Quizá ir a la alberca un par de veces al mes y organizar una fiesta de cumpleaños por año no valga lo que pagarás por el mantenimiento”.

 

De acuerdo con Guzzo, las amenidades que más se aprovechan son las áreas comunes de entretenimiento y convivencia como ludotecas, salones de adultos y terrazas para poner asadores.

 

Otro aspecto a considerar es la calidad de la construcción, para Héctor Salcedo Cruz, gerente de prospección nacional del Consorcio ARA, esto nos da la certeza que el inmueble no sufrirá daños estructurales por temblores o fenómenos naturales o por el desgaste causado con el tiempo.  No se trata únicamente de adquirir una vivienda que se vea linda,  sino de asegurarse que su estructura, su sistema de plomería y electricidad están en perfectas condiciones.

 

Consejo de administración vecinal. Es fundamental que el desarrollo cuente con una administración definida y bien organizada, pues esto garantiza el cuidado y mantenimiento de las áreas comunes.

 

Toma en cuenta que por ley, en condominios nuevos, el desarrollador debe dar el servicio de administración el primer año. Ya sea que lo haga directamente o a través de una empresa especializada.

 

Ecotecnologías. Una propiedad equipada con ecotecnologías será más fácil de revender o poner en alquiler porque se traduce en ahorros de servicios. Pueden ser sistemas muy sencillos y de bajo costo como focos ledes o tazas de baño ahorradoras. De acuerdo con Salcedo Cruz de Consorcio ARA, “si un desarrollo cuenta con una planta de captación de aguas pluviales, es posible mantener las áreas verdes en perfecto estado e incluso proveer de agua  los sanitarios prácticamente sin costo”.

 

 Protección adicional. Si bien contar con un seguro de vivienda no infiere en la plusvalía, es un punto importante a considerar, pues como explica Aída Martínez Espinoza, asesora de seguros de GNP, explica que “un seguro protege tu vivienda de daños ocasionados por fenómenos naturales, accidentes domésticos o por terceros, cuya reparación podría significar una importante suma de dinero”.

 

Recuerda, en bienes raíces el mejor amigo de la plusvalía es el tiempo. Un rendimiento generoso y gratificante llegará en un lapso de por lo menos cinco años. Así que sigue las recomendaciones que te hemos dado para alcanzar un impacto positivo en el valor de la vivienda.

 

 
 

"Las opiniones expresadas en los artículos y comentarios son responsabilidad de sus autores."
"Alto Lago Residencial respeta la pluralidad de ideas y comentarios, en tanto no sean discriminatorios o lesivos a la identidad, raza, condición o dignidad de las personas."

 

Copyright © 2017. Todos los derechos reservados

AVISO DE PRIVACIDAD

Sus datos se están tratando y se encuentran protegidos conforme al aviso de Privacidad publicado en www.habi.com.mx.

El contenido de este anuncio es una mera referencia publicitaria, así como las fotografías que aparecen son de uso ilustrativo, únicamente como referencia. Las especificaciones y características ilustradas pueden cambiar sin previo aviso.