Blog

NOTICIAS, CONSEJOS Y ESTILO DE VIDA.

REDES SOCIALES

LA FORTUNA INMOBILIARIA DE “EL CHAPO”

14 Julio 2015 Categoría: Especiales
 
 
A A A
 

El narcotraficante Joaquín el Chapo Guzmán se fugó este sábado de la cárcel federal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, a través de un túnel dentro de su celda. Las autoridades encontraron un orificio rectangular de 50 por 50 centímetros dentro de la regadera. Este, desemboca en un túnel de 1.70 metros de altura y 80 centímetros de ancho, con una longitud aproximada de 1,500 metros.

 

El pasaje, que cuenta con ventilación e iluminación, termina en una construcción en obra negra ubicada en la colonia San Juanita del municipio de Almoloya de Juárez, en el Estado de México.

 

En 2001, el líder del cártel de Sinaloa se fugó también del penal de Puente Grande, Jalisco, metido en un carrito de lavandería, y fue hasta el 22 de febrero de 2014 que fue capturado nuevamente en Mazatlán, Sinaloa.

 

Dormía en el departamento 401 de la torre Miramar, de la costera de Mazatlán, una propiedad de unos 120 metros cuadrados con vista al mar, cuyo valor, tiene un precio aproximado de 2.5 millones de pesos.

 

El líder del cártel de Sinaloa, cuenta con al menos siete propiedades en Culiacán usadas como casas de seguridad en las colonias Libertad y Guadalupe, zonas de clase media. En dos de ellas fue encontrado un sistema de evasión automatizado, que conectaba las tinas de baño con túneles comunicados al sistema de desagüe pluvial de la ciudad

 

No muy lejos de ahí, en una zona mucho más exclusiva de la capital del estado, Hay una residencia que se encuentra a nombre de una de las exparejas de El Chapo, la cual ya había sido revisada por las autoridades el 13 mayo de 2010 en el marco de un operativo en el cual aseguraron seis inmuebles ubicados en los fraccionamientos Las Quintas y Colinas de San Miguel, y las colonias Tierra Blanca y Guadalupe, todos pertenecientes al delincuente.

 

Es difícil saber a cuánto asciende la riqueza inmobiliaria de Joaquín Guzmán; las investigaciones ministeriales de los años posteriores a su fuga del penal de Puente Grande ubicaron algunas residencias en distintos puntos del país. En octubre de 2001 el ex procurador Rafael Macedo de la Concha decía que había usado como escondites casas en el fraccionamiento El Mirador y la Colonia Las Ánimas, en Puebla, donde —según él— el sinaloense contaba con escasos recursos como para mantener su fuga e incluso había pensado en el suicidio.

 

No obstante, luego se le ubicó en Compostela, Nayarit y el Distrito Federal (específicamente la zona de Contadero, en Cuajimalpa; Ampliación Jardines del Pedregal, en Álvaro Obregón, y el pueblo de Santa Úrsula Xitla, en Tlalpan). De manera más reciente, en febrero de 2012, la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, aseguró una mansión con vista al Mar de Cortés en el desarrollo Punta Ballena de Baja California, donde supuestamente estuvo a punto de lograrse su detención.

 

Anónimos testaferros

 

Una investigación ministerial de mayo de 1993 —un mes antes de su primera captura— da pistas acerca de cómo operaba Joaquín Guzmán Loera cubriendo su rastro en operaciones de compraventa de propiedades. De 1988 a 1992, en la Ciudad de México, El Chapo contó al menos con un prestanombres: Miguel Ángel Segoviano, un empleado solícito y contador mediocre (hoy testigo protegido en Estados Unidos) que usó los nombres de Jerónimo García Castro, Alfredo Gutiérrez y Jorge González Mancilla, además del suyo propio, para conseguir una docena de propiedades en el Distrito Federal usadas por el cártel de Sinaloa.

 

Entre los domicilios se encontraba una casa en Bosques de las Lomas; una casa en San Jerónimo Lídice, ubicada a unos metros del domicilio del ex presidente Luis Echeverría, y una residencia en Jardines de Reforma, en Cuernavaca; todas vinculadas con el crimen de nueve familiares y abogados de Miguel Ángel Félix Gallardo.

 

A estas propiedades se sumaban una mansión en el rumbo de Desierto de los Leones, conocida como El Castillo, el Hotel Caleta y una casa de playa llamada Mau Mau, en Puerto Marqués, Acapulco, aunque de esta última quien aparecía como dueño era un hermano del contador. Frente a esa propiedad, Guzmán Loera tenía anclados dos yates que llevaban los nombres de sus hijos,Chapito II y Guisselle.

 

Dos negocios más aparecieron en la larga lista de bienes: una  empresa constructora llamada Galse, que operaba sin ganancias, y Aeroabastos, una compañía que rentaba el hangar 17 zona D, del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, y en cuyas aeronaves se movía El Chapo, a quien sus acompañantes se referían como "el señor Guzmán".

 

 

FUENTE: http://www.metroscubicos.com/
 
 

"Las opiniones expresadas en los artículos y comentarios son responsabilidad de sus autores."
"Alto Lago Residencial respeta la pluralidad de ideas y comentarios, en tanto no sean discriminatorios o lesivos a la identidad, raza, condición o dignidad de las personas."

 

Copyright © 2017. Todos los derechos reservados

AVISO DE PRIVACIDAD

Sus datos se están tratando y se encuentran protegidos conforme al aviso de Privacidad publicado en www.habi.com.mx.

El contenido de este anuncio es una mera referencia publicitaria, así como las fotografías que aparecen son de uso ilustrativo, únicamente como referencia. Las especificaciones y características ilustradas pueden cambiar sin previo aviso.